b1

martes, 27 de septiembre de 2016

Comer y ser feliz. Sano Manjar abre su tienda en el centro de Sevilla




Nuestra tienda Sano Manjar ha abierto sus puertas en el centro de Sevilla. Concretamente en la calle Muñoz y Pabón número 2, al lado de plaza de La Alfalfa, el Museo del Baile Flamenco, la Casa Pilatos y la iglesia del Salvador.

En ella reflejamos nuestra filosofía sobre cómo creemos que podemos nutrirnos de una manera saludable y sobre todo, placentera.










La dieta mediterránea es una senda que marca nuestro caminar hacia un concepto de vida disfrutada desde la alimentación. Somos lo que comemos, y por supuesto cómo, dónde, con quién y cuándo lo hacemos.




Todo suma, y el factor felicidad o recompensa, tiene que acompañar a las acciones inexcusables que todas las personas debemos hacer cada uno de los días de nuestras vidas, comer y beber.

Algo tan importante no puede hacerse desde un sentido negativo, mecánico, o incluso culpable. Comer debe ser sinónimo de muchas cosas, de nutrirse, de aporte de energía y vitalidad, y un largo etcétera. Pero como condimento más especial debe aportar positividad, placer y alegría.

Para aderezar esta sensación de bienestar, Sano Manjar ha diseñado en su tienda un espacio físico en el que predomina la calidez de elementos naturales como son los olivos centenarios, vigías de la naturaleza mediterránea. El tronco de un olivo de más de 500 años preside el lugar, que haciendo las veces de mostrador vivo, muestra a quien lo observa, las raíces que durante 5 siglos se clavaron en la tierra andaluza y convivieron con los miles de amaneceres con los que iniciaron sus vivencias cotidianas millones de personas, y que de entre ellas, muchas se alimentaron del fruto de este árbol. 

El hierro desnudo en forma de pasarela elevada rodea la zona "noble" del establecimiento. Sobre ella rebanadas de madera de olivo que asemejan traviesas de los raíles de la vía de un tren, pero que como función tienen acoger objetos que recuerden al vino, al aceite de oliva o al comercio de alimentación tradicional de nuestra infancia. 

Como iluminación muy personal cuelgan del techo unas dama juanas, garrafas de cristal en cuyos interiores lucen unas luces eficientes led. 





Llama de nuevo mucho la atención 2 olivos que frente a frente parecen danzar mientras acojen y muestran al visitante el aceite de oliva virgen extra que como santo y seña Sano Manjar defiende como su alimento fetiche. 
Aceites de oliva virgen extra ecológicos con historias de cariño y trabajo bien hecho detrás, derramados sobre copas de cata y platos, son alimentos absolutamente mediterráneos que hablan de vida saludable y deleite para los 5 sentidos como portavoces de Sano Manjar . 



Contra un gran paño de pared, una amplia vinoteca de hierro se presenta con unos orificios y anaqueles sobre los que reposan vinos españoles ecológicos, generosos, olorosos, o burbujeantes.




Pero Sano Manjar es un lugar con una variada selección de otros muchos alimentos para disfrutar del comer saludable. Empezando por el pan, hecho con las mejores harinas en el mismo local, y que se hornea a diario. El de masa madre, espelta o centeno. O el de forma de empanadas caseras de atún, tomate y verduras, o dulces hojaldres con manzana, pasas o frutos secos.



Chocolates ecológicos de sabores tan sugestivos como el Cádiz 1544, que homenajea a los aromas y el sabor del primer chocolate que se degustaba por esa fecha cuando no era mucho el tiempo transcurrido desde la llegada del cacao a Europa. O el chocolate con setas ecológicas, que suma las propiedades beneficiosas para nuestra salud de los hongos al placer sano de tomar una buena onza de cacao puro.

Algas atlánticas provenientes de las costas de Galicia, en formato desidratado o maridadas con moluscos, o sales marinas. Dando sabor a tallarines o a tartares.

Mieles de castaño o acacia enriquecidas con Blazei o cordiceps, hongos ecológicos que redoblan su aporte benefactor a una gastronomía dulce.

Atún rojo de almadraba, caballa de Tarifa, mojama de Barbate, melva canutera, conservas con sello de calidad.

Jamones ibéricos de bellota o de cebo, con la garantía de su perfecta curación y origen certificado.
O el chorizo de calabaza ecológico y cien por cien vegano.




Infusiones ecológicas endulzadas con stevia, de té verde, pakistaní, rooibos, frutas del bosque, o menta poleo. Snacks sanos como el fish and chips de bacalao deshidratado, brocoli, verduras, piña, manzana o plátano. Las patatas San Nicasio, consideradas como las más sanas y deliciosas del mercado en los últimos años, fritas con aceite de oliva virgen extra hojiblanca de Carcabuey en Córdoba. Los frutos secos de Calzada de Calatrava, en forma de almendra violeta o con fresa natural. Legumbres como el garbanzo pedrosillano, o la quinoa. Y así un largo etcétera



No nos queda más que invitaros a venir a probarnos. Todo un mundo de alimentos saludables os estarán dando la bienvenida. Y en nuestro escaparate un Quijote altivo estará haciendo guardia incansable como si estuviera presto a defender en buena lid lo que con tanto cariño queremos ofrecer, el placer de que seamos lo que comemos, y en especial, lo que seamos sea felices.






Share This!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Powered By Blogger · Designed By Blogger Templates